Plan de negocio: estructura tu idea para que sea un éxito

El Plan de Negocio es el documento donde vas a detallar la información relacionada con tu proyecto. Su finalidad es la de definir claramente la idea, comprobar su viabilidad y establecer los pasos necesarios para desarrollarla con éxito.

Es un guión que te servirá como base y guía en el desarrollo de tu proyecto, ayudándote en la organización, planificación y posterior gestión del mismo.

Además, podrás usarlo como tarjeta de presentación ante entidades financieras, posibles socios o instituciones para solicitar ayudas o financiación.

A través del mismo irás dando forma a tu empresa antes de hacerla realidad.

Todas las ideas, detalles y números que tenías la cabeza tomarán forma en un documento escrito que te permitirá detectar errores no apreciados en la idea inicial.

Tienes que asegurar al máximo el éxito de tu aventura por lo que antes de invertir dinero en ella dedica todo el tiempo que sea necesario a la realización del plan de negocio.

El plan de negocio debe reflejar una imagen de tu futura empresa que muestre a las posibles partes interesadas que esa idea tiene probabilidades de éxito, convenciéndoles de que es un proyecto serio, viable y rentable. Además debe responder cualquier pregunta que puedan plantear sobre el negocio.

El Plan de Negocio es un documento escrito. Para redactarlo tendrás que utilizar un procesador de texto y una hoja de cálculo, aunque puedes encontrar una amplia variedad de modelos editables en internet elaborados por distintos organismos y profesionales.

Aunque en principio es un documento interno, hecho por ti y para ti, llegará el momento en el que tengas que presentarlo a terceros, con lo que la presentación es un aspecto muy importante que debes tener en cuenta.

Antes de comenzar con la redacción de tu plan, es muy importante que definas un estilo para el mismo. Debes diseñar una portada atractiva que incluya el nombre de la empresa, su logotipo, el de los promotores o frase que aproxime a la idea de negocio.

Asimismo, es necesario incluir un índice en el que consten los diferentes apartados que componen el documento.

Por último, su redacción debe ser ordenada, clara y concisa, no demasiado extensa, con datos reales y comprobables. Debes transmitir entusiasmo y confianza en el proyecto además de llamar la atención de quien lo lee.

Esquema básico del contenido de un plan de negocio

 

El contenido del Plan de empresa debe abarcar toda la información necesaria para garantizar un desarrollo correcto y completo de tu negocio.

Cada emprendedor puede diseñar su propio plan de negocio pero la mayoría de los planes coinciden en los siguientes apartados:

Presentación del proyecto

Aunque es el primer apartado del plan en la práctica es el último que se realiza, puesto que únicamente tendrás todos los datos para confeccionarlo cuando hayas desarrollado los otros apartados.

Consiste en realizar unos breves apuntes sobre la empresa y su promotor o promotores así como sobre los productos o servicios que pretendes ofrecer. Debes realizar un análisis superficial de la idea de negocio y una descripción del producto o servicio.

Otros aspectos que puedes contemplar serían: cómo nace el proyecto, las motivaciones y los principales objetivos que se pretenden satisfacer, los medios para alcanzarlos, los puntos fuertes, el mercado objetivo, información acerca de la actividad, etc.

Por último, debes aportar una pequeña ficha resumen a modo de currículo de las personas que vais a crear la empresa explicando quién es cada uno, a qué os dedicáis, cuál es vuestra formación y experiencia y que funciones vais a desarrollar entre otras.

Incluye en este apartado un resúmen ejecutivo de tu negocio que resuma en pocas páginas todo tu plan.

El objetivo general de este apartado es enganchar al lector y animarle a proseguir su lectura a la vez de formarle una opinión favorable del proyecto.

Plan de marketing

Es imprescindible realizar un estudio mercado en profundidad así como un análisis de las debilidades, fortalezas, amenazas y oportunidades que se presentan a la empresa (análisis DAFO) para dilucidar una estrategia comercial que te permita conseguir suficiente cuota de mercado.

Una vez que sepas qué es lo que demanda el mercado debes realizar tu plan de marketing propiamente dicho, determinando concretamente qué producto o servicio vas a fabricar, su precio, distribución y la manera en que lo vas a promocionar.

Todos los gastos que estimes va a conllevar el plan de marketing serán tenidos en cuenta en la etapa de análisis económico financiero.

Es muy importante que tu plan de marketing sea diferente del de tus competidores, en el sentido de que tiene que existir algo en él (publicidad, precios, servicio postventa…) que distinga a tu empresa de la competencia y la haga más atractiva para los consumidores.

Plan de producción

En él se hacen constar todos los aspectos técnicos y organizativos que conciernen a la elaboración del producto o a la prestación del servicio.

Indica cómo vas a desarrollar tu actividad para obtener beneficios y prevé los pasos que deben darse para que la empresa funcione a pleno rendimiento y el tiempo que se necesitará para ello.

En este apartado tendrás que comprobar que el producto/servicio que desarrollaste en la etapa de marketing se puede fabricar o prestar, determinar los elementos necesarios para ello y su coste además de organizar todos estos elementos para que tu empresa fabrique o preste su servicio de manera eficiente.

También tendrás que seleccionar los mejores proveedores y elaborar un plan de compras

Plan de organización y recursos humanos

En un primer término debes analizar las actividades que son necesarias desarrollar en tu empresa. En función de las tareas que las componen y de los requisitos y conocimientos que éstas requieren concretarás el número de personas que debes contratar, definiendo el perfil de las mismas así como el tipo de contrato que más ventajas te ofrece a la hora de formalizar dicha relación.

También debes diseñar un organigrama interno que defina los posibles departamentos o áreas diferenciadas del negocio así como la manera en que se relacionarán unas con otras.

Área jurídico-fiscal

En este apartado decidirás la forma jurídica que adoptará tu empresa (sociedad anónima, limitada, empresario individual…).

En función de ésta y de la actividad que vayas a desarrollar tendrás que realizar una serie de trámites y cumplir unos determinados requisitos legales.

Estudio económico-financiero

Esta parte del plan incluirá un resumen de las inversiones iniciales necesarias para poner en marcha el negocio y unas previsiones de tesorería (previones mensuales de cobros y pagos de los tres o cinco primeros años del proyecto) basadas en las expectativas de venta generadas en el estudio de mercado y en los gastos que has determinado para llevar a cabo tu plan de marketing, el de producción y contratar los recursos humanos necesarios para desarrollar tu actividad.

Además, debes confeccionar un balance y una cuenta de pérdidas y ganancias previsional de los tres o cinco primeros ejercicios del proyecto y analizarlos mediante una serie de indicadores económico-financieros como son los ratios, el punto de equilibrio o el fondo de maniobra entre otros.

Anexos

En esta parte debes adjuntar toda la información técnica detallada del plan. Este apartado está dedicado a partes del proyecto como descripción técnica de maquinaria, combustibles, procesos, inversiones, pólizas de seguros, etc.

Puedes descargarte una plantilla de plan de negocio en nuestra área de recursos

Me llamo Manuel Liberal y soy el creador de Formando Empleo.
Formo parte del fichero de expertos docentes de la Junta de Extremadura y la Junta de Andalucía y llevo desde 2009 impartiendo cursos de FPE en las áreas de Administración, Orientación Laboral y Creación de Empresas.
He colaborado entre otros con Caja de Extremadura, la Agencia Tributaria, Estevez Consulting Group o BBVA.
Actualmente soy formador autónomo especializado en Creación y Gestión de Empresas y Orientación Laboral.

Deja un comentario