Pitch elevator. Vende tu idea de negocio en 20 segundos

Una vez definida tu idea en el plan de negocio, el siguiente paso es hacerla realidad. Para ello, en ocasiones necesitarás de recursos (financieros, técnicos, conocimientos…) que tendrás que conseguir.

A través del networking tendrás que encontrar a las personas que dispongan de los medios que necesitas y convencerlos de que tu negocio verdaderamente los merece.

En un mundo que viaja a la velocidad de la luz el tiempo es un factor fundamental, por ello tendrás que ser capaz de comunicar tu proyecto en el menor tiempo posible y de una manera atractiva. En ese momento es donde la técnica del pitch elevator podrá serte útil.

¿Qué es un pitch elevator?

El pitch elevator es una técnica que te ayudará a comunicar tu proyecto de una manera concreta.

Consiste en describir los aspectos fundamentales de tu negocio en lo que dura un viaje en ascensor (menos de 2 minutos), con la finalidad de despertar el interés de la persona que te esté escuchando (inversor, cliente, colaborador…)

Debes tener presente que la finalidad del pitch elevator no es vender tu idea, sino generar interés por tu proyecto y lograr una entrevista o reunión para explicarlo con mayor detalle a tu interlocutor y de esta manera poder requerirle la ayuda que necesites.

Esta técnica no es exclusiva para la presentación de ideas de negocio, sino que puede y debe ser utilizada para otros fines, como captar la atención de un empleador si estás desempleado, en una entrevista de trabajo o en eventos de networking.

Lo que la hace tan eficaz es que te ayuda a concretar lo que quieres comunicar, definiendo sus puntos fuertes y los motivos por los que debe llevarse a cabo tu proposición.

Con ella podrás detectar los aspectos diferenciadores que verdaderamente son importantes y que hacen a tu proyecto diferente y con posibilidades de éxito.

¿Cómo preparar un pitch elevator de éxito?

Para preparar con éxito un elevator pitch sigue los siguientes pasos:

1. Explica quién eres.

  • ¿Quién eres y a qué te dedicas?
  • Asegúrate de que dominas todos los aspectos del negocio y que puedes responder cualquier pregunta acerca del mismo en cuestión de segundos.
2. Define tu proyecto concretamente.
  • Nombre del proyecto.
  • ¿Qué producto o servicio concreto vas a ofrecer?
  • ¿Quiénes son tus clientes objetivo?
  • ¿Qué problemas soluciona o qué necesidades satisface?
  • ¿En qué se diferencia del resto?

3. Define tu modelo de negocio.

  • ¿Cómo generas valor?
  • ¿Por qué será un éxito?

4. Define qué necesitas y cómo obtenerlo.

  • Necesidades para poner en marcha el proyecto.
  • Personas o instituciones que pueden ayudarte.
  • Forma de solicitar ayuda.
  • Qué obtendrá esa persona a cambio de su ayuda.

Consejos a la hora de poner en práctica tu pitch elevator

Una vez tengas tu pitch elevator preparado tendrás que ponerlo en práctica. Algunos consejos para hacerlo correctamente son los siguientes:

  • Ensáyalo hasta que consigas definir tu proyecto en el tiempo establecido.
  • Asegúrate de que ofreces la información que realmente es importante y que lo haces de manera que llama la atención.
  • Ten claros los conceptos y las ideas claves de manera que puedas explicarlas y convencer.
  • No memorices un discurso ensayado, debes explicar tu proyecto con naturalidad, siendo capaz de responder cualquier pregunta que pudieran hacerte.
  • Cuando lo pongas en práctica ten paciencia y si la respuesta es un no busca otras maneras de conseguir tus objetivos.
  • Cuando tu pitch elevator falle intenta averiguar por qué no funciona.

 

Me llamo Manuel Liberal y soy el creador de Formando Empleo.
Formo parte del fichero de expertos docentes de la Junta de Extremadura y la Junta de Andalucía y llevo desde 2009 impartiendo cursos de FPE en las áreas de Administración, Orientación Laboral y Creación de Empresas.
He colaborado entre otros con Caja de Extremadura, la Agencia Tributaria, Estevez Consulting Group o BBVA.
Actualmente soy formador autónomo especializado en Creación y Gestión de Empresas y Orientación Laboral.

Deja un comentario