Ratios económico financieros: características y significado

Ratios económico financieros de una empresa: características y significado

En este post voy a hablar acerca de los ratios económico financieros que puedes utilizar para realizar una valoración de tu empresa.

Describiré uno a uno todos ellos, en qué consisten, cómo interpretarlos y lo que debes tener en cuenta para analizar correctamente tu negocio y tener una idea certera de su viabilidad y de su buena (o mala) marcha.

Vamos a ello!!!

¿Quieres ayuda para poner en marcha tu negocio con seguridad?

curso creación empresa

Qué son los ratios económicos financieros

El balance de situación clasifica el patrimonio de tu empresa en diferentes apartados donde se encuadran los distintos elementos que lo componen y que tienen un mismo significado económico. Así tenemos:

ratios análisis económico financiero

Los ratios son relaciones entre diferentes apartados del balance de situación y la cuenta de resultado de tu empresa que te permiten analizar su estructura económico-financiera y obtener información acerca de la buena o mala marcha del negocio.

A través de estas relaciones y comparaciones podrás estudiar diferentes aspectos de tu negocio, detectar aquellas áreas en las que los resultados no son óptimos y proponer las acciones oportunas para que el negocio funcione adecuadamente.

Con una visión amplia y detallada los distintos ratios económicos financieros son los siguientes:

Ratios económico financieros de situación

Ratios relativos al activo

Ofrecen una medida del capital en funcionamiento en tu empresa o la proporción que guardan entre sí los diferentes elementos de activo del balance. Los más utilizados son:

ratios de activo

Son básicamente descriptivos por lo que para analizarlos puedes compararlos con los ratios estándar, con los de las empresas líderes del sector o simplemente seguir su evolución y compararlos en el tiempo cuidando de que las relaciones guarden una correspondencia adecuada.

Ratios relativos al pasivo

Indican la proporción que guardan entre si los diferentes elementos pasivo que configuran la estructura financiera de tu empresa. Los más utilizados son:

ratios de pasivo

También son descriptivos. Para analizarlos ocurre lo mismo que con los ratios relativos al activo.

Ratios de liquidez a corto plazo

Son relevantes para evaluar la capacidad de la empresa para atender los pagos a corto plazo que tiene comprometidos.

Siempre hay que tener en cuenta que un exceso de liquidez implica la existencia de recursos ociosos de los cuales no estás obteniendo rentabilidad alguna, mientras que la falta de la misma puede originar costes adicionales derivados del diferimiento de los pagos o incluso ocasionar el cierre del negocio por falta de pago.

Los ratios de liquidez son los siguientes:

Ratio de Liquidez o solvencia

Mide la proporción que existe entre el activo corriente y el pasivo corriente de tu empresa en un momento del tiempo.

Ratio Liquidez = Activo corriente / Pasivo corriente

El valor de este ratio que muestra equilibrio (parcial) sería superior a 1, pues indicaría que el activo corriente (todo lo que se va a convertir en dinero en el corto plazo) es mayor que el pasivo corriente (todo aquello que vas a tener que pagar en el corto plazo).

Si el valor fuera igual a 1, te estaría indicando que tu empresa puede tener problemas de liquidez y existe peligro de suspensión de pagos, pues no existe fondo de maniobra.

Si el valor fuera menor que 1, estarías en situación técnica de suspensión de pagos.

Ratio de Disponibilidad

Indica la capacidad de tu empresa para satisfacer sus deudas a corto plazo, relacionando el disponible con el pasivo corriente.

Ratio Disponibilidad = Disponible (caja, bancos) / Pasivo corriente

Es difícil estimar un valor ideal para este ratio ya que el disponible acostumbra a fluctuar a lo largo del año. Como valor medio óptimo se podría indicar para este ratio el de 0,3 aproximadamente.

Ratio de Tesorería (Acid test)

Relaciona el realizable más el disponible con el pasivo corriente.

Ratio Tesorería = Activo corriente – existencias/ Exigible a c/p

Para el equilibrio financiero (parcial) su valor ha de estar entre 0.8 y 1. Si el valor fuera menor de 0.8 te indica que tienes problemas de liquidez y si es mayor que 1 exceso de liquidez.

Ratios de estructura

Carecen de valor predictivo, aunque pueden ser útiles a efectos descriptivos. Entre ellos podemos destacar:

R.E.1 = Fondo de maniobra / Activo total

R.E.2 = Tesorería / Activo corriente

R.E.3 = Activo corriente / Activo total

¿Quieres ayuda para subir tu negocio a internet con seguridad?

tienda online woocommerce

Ratios de liquidez a largo plazo

Permiten estudiar la capacidad de la empresa para hacer frente a los compromisos financieros en el largo plazo. Pueden distinguirse:

Ratio de Garantía o distancia a la quiebra

Relaciona activo real (activo total – activo ficticio) con exigible total. El activo ficticio está compuesto por los gastos de constitución y de primer establecimiento.

R. Garantía = Activo real / Pasivo exigible total

La situación de equilibrio de la empresa según este ratio (equilibrio parcial) se da cuando su valor está en torno a 2, pues indica que debes únicamente la mitad de los activos que posees.

Si está en torno al 1.5 no hay problemas de quiebra ya que puedes utilizar el exigible o las existencias para hacer frente al pago de las deudas.

Sin embargo, a medida que este valor se vaya acercando a 1 significa que la empresa está endeudada de forma excesiva y tiene gran peligro de quiebra, situación ésta que existe cuando el valor de este ratio es menor que 1.

Ratio de firmeza

Representa el grado de seguridad que la empresa ofrece a sus acreedores a largo plazo. Analiza la situación de la empresa en el futuro.

R. firmeza = Activo no corriente / Exigible a l/p

Se considera un valor adecuado del mismo cuando está en torno a 2, ya que significa que la mitad del activo no corriente está financiado por deudas a largo plazo y la otra mitad por los fondos propios de la empresa.

Ratio de estabilidad

Relaciona el activo no corriente con el exigible a largo plazo.

R. estabilidad = Activo no corriente / Pasivo no corriente

Si el valor es igual a 1, estás en buena situación pues indica que la empresa tiene suficiente dinero para hacer frente a las deudas.

Si es menor que 1, estás en equilibrio parcial pues tienes más dinero que el invertido, pudiendo así financiar las existencias con exigible a largo plazo.

En cambio, si el valor de este ratio es superior a 1 significa que posees más bienes de los que puedes financiar, por lo que estás en peligro de incurrir en suspensión de pagos.

Ratio Patrimonio Neto/ Pasivo ajeno

Indica la parte de las deudas que mantienes con terceros a las que puedes hacer frente con tu patrimonio.

Cuanto mayor sea su valor, mayor seguridad para tu negocio, aunque puede que estés desaprovechando la rentabilidad que puede ofrecerte la inversión de esos recursos propios.

Ratio de Cobertura del Inmovilizado

Indica la idoneidad de la cobertura de la financiación del activo no corriente con los recursos permanentes.

R.C.I. = (Rec. Propios + Pasivo Exigible l/p) / Activo no corriente

Ratio de Endeudamiento o Apalancamiento

Relaciona el exigible total con los recursos propios.

R. endeudamiento = Exigible total / Recursos Propios

Mide la intensidad de la deuda en comparación con los fondos de financiación propios.

Cuanto menor es su valor, más autónoma es la empresa. Su valor óptimo oscila entre 0,5 y 1.

Valores mayores que uno muestran demasiada dependencia de los acreedores debido al excesivo volumen de endeudamiento.

Valores menores de 0.5 muestran un exceso de fondos propios.

¿Quieres ayuda para poner en marcha tu negocio con seguridad?

curso creación empresa

Ratios de eficiencia

Miden la utilización del activo. Para analizar estos ratios tienes que compararlos con los ratios estándar o de las empresas líderes del sector. Otra forma de analizarlos es compararlos en el tiempo.

En general los ratios de eficiencia se basan en el principio de que, a mayor rotación, mayor aprovechamiento de las inversiones.

Los ratios de cobro a clientes y de impagados interesa que sean lo más bajos posibles.

Los ratios de eficiencia son:

Rotación de Activo = Ingresos de Explotación / Activo total

Rotación del actv no corriente = Ing. Explotación/Actv. no corriente

Rotación de existencias = Ingresos de Explotación / Existencias

Plazo de cobro a clientes = (Clientes / Ingresos explotación) x 365

Plazo pago a provee.= (Acree. Comer / Consumo explotación) x 365

Ratio impagados = (Dotación Provisión insolvencias / Ventas) x 100

Financiación (invers. en clientes por proveedores)= Provee/Clientes

Plazo materias primas = (Stock materias primas/ Compras) x 365

Plazo materias prods en curso=(Stock prods curso/Compras)x365

Plazo prods terminados=(Stock de prods term./Compras)x365

Fondo de maniobra sobre ventas = Fondo de maniobra / Ventas

Fondo de maniobra sobre activo=Fondo de maniobra/Total del actv

Ratios de rentabilidad

La rentabilidad de una empresa es el resultado de comparar los beneficios obtenidos con el capital invertido para ello. Se expresa así:

Rentabilidad = Beneficio / Recursos invertidos

Los ratios utilizados para la determinación de la rentabilidad en la empresa miden la capacidad de ésta para generar riqueza. Para ello comparan diferentes medidas de beneficios con magnitudes asociadas a la inversión en activo (rentabilidad económica) o recursos propios (rentabilidad financiera). Son los siguientes:

Rentabilidad económica

El ratio de rentabilidad económica también es denominado ROI (del inglés return on investments) rentabilidad de las inversiones.

ROI= (BAII/Activo total) x 100

BAII = Resultado antes de intereses e impuestos

Cuanto más elevado sea su valor, mejor, porque indicará que obtienes más productividad del activo.

Rentabilidad financiera

La rentabilidad financiera o ROE (del inglés Return on equity) relaciona el beneficio económico con los recursos necesarios para obtener ese lucro.

Cuanto más elevado sea su valor mejor, porque indicará que obtienes más productividad de los recursos propios.

ROE= (Beneficio neto después impuestos /Capitales propios) x 100

Margen sobre Ventas

Margen sobre Ventas= Beneficio Neto / Ingresos Explotación x 100

El margen mide la rentabilidad que obtienes de las ventas.

Cuanto más elevado sea su valor mejor, porque indicará que se obtiene más rentabilidad de las ventas.

Deja un comentario

error:

¿QUIERES MONTAR TU EMPRESA GRATIS?